Cornershop, el paso más reciente de Uber

La plataforma estadounidense ha ido abriéndose camino de a poco en la industria del delivery, no solo en Chile sino también adquiriendo aplicaciones en EEUU y Europa.

La estrategia de Uber parece ser clara: diversificar lo más posible su negocio de movilidad y, en ello, reforzar su apuesta por el delivery. Así lo planteó en 2019, cuando ofreció comprar una participación en la startup chilena Cornershop, en una transacción que la valoraba entonces en US$ 450 millones.

La idea de la estadounidense, han indicado analistas, es hacer frente al gigante del comercio electrónico Amazon y pasar de ser solo un operador entre restaurantes y clientes, a tener en su catálogo productos que le ofrezcan mayores márgenes y mejores eficiencias.

Por ello, ahora, con la vista puesta en hacer de su propia plataforma Uber Eats un gigante en su área, la firma de Dara Khosrowshahi anunció que comprará el 47% restante del emprendimiento chileno, lo que le daría a éste un valor de mercado de más de US$ 3 mil millones, y lo convierte en el primer unicornio del país además de ser una de las empresas locales de mayor valorización bursátil.

Para Uber, la transacción es completamente estratégica y no significará ningún cambio en el balance a futuro, tras el desembolso de unos US$ 1.400 millones, según cálculos de Bloomberg.

Y es que, en su presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC, su sigla en inglés), informó que ‘los resultados financieros de Cornershop ya están completamente consolidados en los estados financieros de la compañía, dada la propiedad mayoritaria existente (…) No se esperan cambios en las Reservas Brutas, Ingresos o Ebitda ajustado’.

Uber controlará el 100% de la compañía fundada por Oskar Hjertonsson, Daniel Undurraga y Juan Pablo Cuevas; aunque el management seguiría funcionando desde Chile, ligado a los tres socios.

El movimiento se concreta en un minuto de alta competitividad en la industria. Desde enero de este año a la fecha, el servicio de shoppers tuvo un crecimiento de 300%, según la empresa Touch, que actúa como socio estratégico de diferentes marcas de supermercados, apps de última milla y multitiendas, entre los que destacan Rappi, Cencosud, Starken, Walmart y CCU.

En este sector, Cornershop ha ido tomando la delantera. De acuerdo a un estudio elaborado por Kawesqar en mayo pasado, la firma chilena tuvo una participación de 68% en cuanto a preferencia para compras en supermercado se refiere. Quedó seguida por Rappi, con un 15%. ‘Si se realiza una comparación entre última milla, podemos observar que para las compras básicas o de primera necesidad, como supermercado, medicamentos y artículos de limpieza, Cornershop es -significativamente- la primera opción’, concluyó el informe.

Más allá de los viajes

Esta nueva movida de Uber es solo parte del giro que ha dado desde la industria de viajes compartidos a la del delivery. Tan solo un día antes de que Uber Eats y Cornershop empezaran a verse juntas en la app –en julio de 2020-, la firma confirmó que también estaba adquiriendo otra startup de reparto en la primera economía mundial.

Se trató de Postmates, por la que pagó US$ 2.650 millones y obtuvo opciones mucho más variadas que sólo comida de restaurantes. En febrero de 2021, Uber decidió ampliar su portafolio al comprar Drizly, la principal plataforma de e-commerce de bebidas alcohólicas a domicilio en EEUU, por aproximadamente US$ 1.100 millones.

Tres meses después, se asoció con GoPuff, un emprendimiento respaldado por SoftBank, para expandir la entrega de artículos esenciales durante la pandemia. En otras partes del mundo, Uber se ha asociado directamente con supermercados, como Carrefour en Francia y Galp en Portugal.

Parte de esto para hacer frente a las opciones que ofrece su rival Deliveroo, respaldado por Amazon. Y, precisamente en esa batalla con el gigante, analistas estiman que Uber podría sacar algunas ventajas. Neil Saunders, analista de GlobalData Retail, dijo al Financial Times que otros minoristas podrían sentirse atraídos por su servicio porque, a diferencia de la firma de Jeff Bezos, Uber no está tratando de vender sus propios productos.

Fuente:

  • POR CAMILA BOHLE Y M. GABRIELA ARTEAGA

Si te gusto este articulo compártelo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Recibe nuestras noticias!

Suscríbete y recibirás las ultimas noticias sobre E Commerce, tendencias del mercado y los consumidores.

Ir arriba